10 de diciembre de 2014 / 03:00 a.m.

Aunque le tocó marcar el penal que le dio al América el campeonato en el Clausura 2013, Miguel Layún señaló que la final contra Tigres tendrá todavía un mayor sabor porque implica conquistar el décimo segundo título para las Águilas.

Ante las versiones de que saldría del equipo para la siguiente temporada, Layún dijo que en lo único que se enfoca es en ganar y poder tatuarse una segunda estrella como la que luce en su antebrazo derecho.

"Mira lo que te puedo garantizar es que quiero tatuar una estrella más aquí...tengo la estrella del torneo que salimos campeones y me quiero hacer una más, eso sí te lo puedo garantizar, de lo demás, no me interesa lo que pueda venir para mí", indicó el mundialista.

-Te tocó definir una final...¿puede haber un momento más grande en otra final?

"Esta, porque tenemos la oportunidad como ya lo mencionaban anteriormente de ser el equipo con más títulos en la era profesional, de dejar atrás un rival como Chivas", indicó Miguel.

"Creo que esa motivación tiene que ser suficiente para que le de un sabor especial a esta gran final, y bueno, esperemos estar con una foto nueva cargando la copa".

Admitió que el par de partidos de esta semana se vivirán de una manera especial, por la entrega de las dos aficiones.

Reconoció que es difícil callar a los seguidores de Tigres en su estadio porque han demostrado que apoyan a su equipo en las buenas y en las malas.

"A mí me motiva muchísimo el Volcán, siempre me ha encantado jugar ahí, más de visitante, ya lo comentaba yo terminando el partido que va ser una final muy bonita en ese sentido, dos grandísimas aficiones, dos estadios que van estar repletos, que se va vivir intensamente dentro y fuera del terreno de juego", señaló Layún.

Señaló que más allá de de ser una presión, el tener dos juegos con estadios llenos será una motivación para los jugadores.

TÓMAS VÍCTOR LÓPEZ | ENVIADO