19 de marzo de 2014 / 04:45 p.m.

El doctor Pedro Guillén analizó la lesión sufrida por Jesé Rodríguez ante el Schalke, rotura completa del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, y auguró siete meses de baja

Según explicó el doctor Guillén, la lesión sufrida por Jesé es fortuita, en apoyo monopodal, que normalmente ocurre cuando el jugador pisa y se le va la rodilla.

"Con el pie fijo se fuerza la desviación -valgus - y se rompe el ligamento cruzado anterior, aunque también hay que examinar el ligamento lateral interno y el menisco externo, incluso el fémur por si tiene edema óseo, ya que en ocasiones el hueso ofrece una imagen de rotura que no es rotura", explicó el doctor en el portal efesalud.com.

El traumatólogo de la clínica CEMTRO auguró que Jesé estará listo para jugar "en siete u ocho meses, salvo que sufra daños asociados en los meniscos, cartílago o edemas en los huesos" que dan el juego a la articulación de su rodilla derecha.

Aunque admite, desde su experiencia en lesiones que ha intervenido iguales que las de Jesé, que ese tiempo se puede aminorar si "la fisioterapia se realiza durante los entrenamientos del primer equipo para que pueda recibir ánimos, cariño o bromas de su entrenador y compañeros, ya que es la mejor manera de seguir en contacto con el fútbol, que pierda el miedo escénico y se sienta como en casa".

El ligamento cruzado solo se puede recuperar con cirugía, ya que "este ligamento no cicatriza y no tiene capacidad autoreparativa". El ligamento se sustituye por un tendón, una plastia autóloga, aunque en países como Estados Unidos se suela usar tendón de cadáver. "En Europa nos gusta más el tendón del propio paciente porque garantiza, entre otras, la inmunidad", apuntó.