Lúcio primero llamó "cobarde" al contrario, aunque luego le pidió disculpas, alegando que había hablado "caliente".
22 de julio de 2014 / 12:40 a.m.

El central tuvo que ser trasladado a un hospital, donde se le diagnosticó una fractura de pómulo que le mantendrá varios meses fuera de las canchas.