28 de febrero de 2014 / 01:38 a.m.

Luego de que Serge Ibaka, jugador de Oklahoma City Thunder, le diera un manotazo a LeBron James en un juego pasado y le fracturó la nariz, el jugador del Miami Heat por fin regresó a las canchas.

Y es que el astro del Heat volvió ante los New York Knicks, pero con una protección en la cara.

Se trata de una máscara para evitar que se vuelva a lesionar de su nariz.

REDACCIÓN