25 de abril de 2013 / 05:57 p.m.

Monterrey • Cada año un millón 400 mil niños menores de cinco años podrían salvarse de morir de una enfermedad tan sólo con que sus madres los amamantaran, pues la primera y más efectiva vacuna que puede recibir un bebé es precisamente la leche materna.

Desgraciadamente en México va a la baja el índice de madres que amamantan a sus hijos, sobre todo en los estratos socioeconómicos más bajos, detalló el doctor Horacio Reyes, quien es presidente de la Asociación Pro Lactancia Materna, AC.

El especialista explicó que la alimentación materna refuerza las defensas naturales de los niños y está probado científicamente que reduce en un 62 por ciento la posibilidad de sufrir una neumonía, que es una de las principales causas de decesos infantiles.

Dijo que alimentar con leche materna a los bebés reduce los índices de mortandad, que en México anda en alrededor del 13 por ciento.

Por eso instó a crear políticas de salud que ayuden sobre todo a las madres trabajadoras para que puedan amamantar a sus bebés, lo cual también beneficia a las mujeres porque reduce los riesgos de cáncer de mama en un 28 por ciento.

FRANCISCO ZÚÑIGA