AP
2 de octubre de 2014 / 12:59 a.m.

El club León reprobó los actos de racismo cometidos por un sector de sus aficionados en contra de Dorlan Pabón, delantero colombiano del Monterrey, al anunciar el miércoles que abrirá una investigación para encontrar y castigar a los culpables.

Tras el partido contra Leon por el torneo Apertura el martes, Pabón se quejó porque un sector de la tribuna le gritó "chango".

"Si alguien te grita palabras racistas, te provoca a dar lo mejor de ti dentro de la cancha", escribió Pabón en la red social Twitter.

Pabón, en su segunda temporada en el fútbol mexicano, marcó un par de goles para el triunfo 3-1 de Monterrey ante León.

"Nos hemos abocado en la investigación y obtención de pruebas para encontrar a los protagonistas de estas lamentables acciones. Las personas que resulten responsables serán sancionadas de manera ejemplar y no podrán ingresar a las instalaciones del Estadio León", dijeron los "Esmeraldas" mediante un comunicado.

El León ofreció una disculpa al colombiano y pidió detener el racismo en el fútbol.

Esta es la segunda vez en el año que el estadio de León es escenario de actos racistas. Apenas en febrero pasado, algunos aficionados de Pumas hicieron sonidos emulando a un simio cada vez que los colombianos Eisner Loboa y Franco Arizala, quienes jugaban para los "Esmeraldas", tocaban la pelota.

En esa ocasión, León se quejó ante la liga, pero la comisión disciplinaria dijo que no encontró "elementos para abrir una investigación".

La liga mexicana aún no se ha pronunciado sobre los gritos ante Pabón.

De acuerdo al reglamento, para que la Comisión Disciplinaria pueda emitir una sanción, el árbitro del encuentro debe reportar los hechos en la cédula.

Apenas el mes pasado, el astro brasileño Ronaldinho —poco después de sumarse al Querétaro, fue víctima de declaraciones racistas de un ex funcionario público que lo llamó "simio".