9 de noviembre de 2014 / 01:10 a.m.

Leones Negros de la U. de G. consiguió un importante triunfo en la lucha por el no descenso, al dar cuenta por la mínima diferencia de Veracruz, en partido pasado por lluvia, correspondiente a la fecha 16 del Torneo Apertura 2014 de la Liga MX.

La única anotación de este encuentro, que se celebró en el estadio Universitario BUAP, fue obra del ecuatoriano Fidel Martínez, al minuto 60. El uruguayo William Ferreira falló un penal, al 51.

Con este resultado, los “jarochos” se quedaron con 15 unidades para colocar su porcentaje en 1.0200, en tanto los de la Universidad de Guadalajara llegaron a 16 y pusieron su cociente en 1.0000.

Si un equipo en verdad quiere salvarse del descenso tiene como obligación sacar los tres puntos frente a un rival directo. Algo que Veracruz debió hacer, pero que fue incapaz de lograr ante un conjunto tapatío que fue mejor en los 90 minutos, lo que le valió para salir con un merecido e importante triunfo.

Más allá de la necesidad de ambos cuadros por sumar, la realidad es que escasas fueron las ocasiones que lograron generar en ambas porterías en el primer lapso.

La más importante se dio apenas en el inicio de las acciones, cuando el ecuatoriano Fidel Martínez, por izquierda, se levantó para conectar un certero cabezazo, pero Melitón Hernández, en una gran reacción, evitó la caída de su marco.

Esta pasividad del primer tiempo desapareció en el segundo, en el que el juego rompió, motivado principalmente por ese empuje de la Universidad de Guadalajara, que aumentó su deseo por ir al frente, a la par de que la lluvia caía con gran intensidad.

Los pupilos de Alfonso Sosa pudieron haber terminado con el cero apenas iniciado el segundo tiempo, en una falta del brasileño Wilson Tiago sobre Fidel Martínez, decretado como penal, el cual fue ejecutado por el uruguayo William Ferreira, quien disparó a media altura a la derecha de Hernández y éste con un manotazo salvó su meta.

Los de Jalisco soportaron bien esta falla, no se dejaron caer y mantuvieron el control de las acciones para finalmente irse al frente en la pizarra, tras un disparo del argentino Andrés Ríos que Hernández rechazó a la ubicación de Martínez, quien sólo la empujó al fondo de las redes, al minuto 60.

La intensa lluvia obligó a una suspensión de no más de dos minutos, los cuales no cambiaron en nada la tónica del duelo, en el que Veracruz nunca aspiró a conseguir el empate, resultado que en el futuro cercano puede definir muchas cosas en esta batalla por permanecer en el “máximo circuito”.

El arbitraje estuvo a cargo de César Ramos, quien tuvo una buena labor. Amonestó al colombiano Cristian Martínez (72), Óscar Mascorro (73) y a Adrián Cortés (95) por los de casa.

NOTIMEX