11 de marzo de 2013 / 02:11 p.m.

Monterrey • Así como se sigue la pista de algún amigo o familiar a través de la red social Facebook, en la página Libro Ambulante se estará a la búsqueda de lectores.

El proyecto de la asociación Biblioteca Intercultural consiste en regalar libros durante la Feria UANLeer, y quienes tomen uno de ellos adquirirán la responsabilidad de registrar en internet lo que ha pasado con ese libro.

La iniciativa es que el libro entregado durante la Feria tenga constante movimiento, es decir, quien tome un libro deberá de pasarlo a otra persona una vez terminada su lectura, y así sucesivamente, hasta que el ciclo se rompa.

Con la UANLeer arranca este proyecto, que busca hacer visible la experiencia lectora de los asistentes a una feria.

“"Se busca liberar los libros, en el sentido de que no sea de una sola persona, sino que quien lo lea lo pase a otra persona. La idea es que el libro ande deambulando"”, explica Joel Morales, coordinador del proyecto.

Del 11 al 15 de marzo –fecha en que se realizará la feria librera en la Explanada de la UANL- en el cubículo 64 se estarán regalando libros, ya sea de literatura juvenil o infantil.

Quienes vayan por su título, deberán registrarse en la página de Facebook Libro Ambulante (www.facebook.com/pages/Libro-Ambulante) para que estén enviando avances sobre la lectura del libro en cuestión.

Si ya se mandan fotos y textos de todo tipo en esta red social, por qué no hacerlo sobre la lectura favorita.

“"Es un poco para saber dónde andan esos libros y ver qué sucede con ellos. Les vamos a solicitar su Facebook y la idea es que la gente suba fotos del libro o diga a quién lo va a pasar, también un poco para generar la responsabilidad de pasar el libro"”, comentó.

¿AHORA SERÁ LA BUENA?

Las propuestas por incentivar la distribución gratuita de libros, cuya finalidad principal es promover la lectura, son amplias a nivel nacional o internacional.

Un ejemplo es el sistema de préstamo de libros en el metro de la Ciudad de México, donde incluso existe una colección editada expresamente para este fin.

En Monterrey se inició un proyecto de “"libros libres"” en el sistema Metrorrey durante 2008, sin embargo, la experiencia no produjo resultados concretos, pues los libros desaparecían sin regresar, aunado al hecho de que no se registró si en verdad los títulos fueron leídos.

“"La idea y el espíritu de esos proyectos es el mismo: nosotros lo que buscamos documentar es qué pasa con esos libros, si en realidad se leen"”, opina el promotor de la lectura.

A través de la Biblioteca Intercultural se cuenta con un acervo reunido durante poco más de un año. A éste se le agregará otro volumen de títulos que serán donados por la Dirección de Publicaciones de la Universidad.

Los títulos en su mayoría son sobre literatura universal y autores clásicos de México.

DESCIFRANDO AL LECTOR

Aunque parezca difícil, cada día se podrían ver más imágenes en la red social sobre hábitos lectores o sobre el libro que más les gusta a los usuarios en las redes sociales.

Aprovechando que el público principal de la UANLeer son jóvenes universitarios –aunque la entrada es libre- se buscará medir la reacción lectora de los estudiantes, que bien pueden ser ingenieros, médicos o arquitectos.

“"Se busca romper un poco el hábito lector en donde habrá estudiantes de mecánica o arquitectura, además de un público general. También sirve para romper un poco el mito de que sólo son de una escuela los que leen"”.

El proyecto en sí buscará mantener un diálogo con los lectores. De igual forma, se sabe que en cualquier momento el vínculo se puede perder, y así el registro del Libro Ambulante.

“"La idea es que no tenga un fin, que el libro siga en movimiento. A la mejor alguien ya no querrá seguir con el proyecto y se desconecten, en realidad no esperamos que nos regresen el libro"”.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS