7 de diciembre de 2014 / 09:03 p.m.

 

Tras la reciente polémica originada por Mario Balotelli, quien compartió en su cuenta de Instagram una foto de Super Mario con un supuesto mensaje racista, el director ejecutivo del Liverpool reveló la medida que le gustaría implementar para evitar esa clase de incidentes.

En una entrevista para BBC Radio Five, Ian Ayre delcaró que "si tuviéramos la posibilidad, nos encantaría mantener a nuestros jugadores fuera de las redes sociales, porque son realmente un problema", haciendo énfasis en el caso del delantero italiano, el cual está bajo investigación por la Federación Inglesa de Futbol.

"En esos momentos parecen sentir el impulso de poner esos mensajes locos. Es definitivamente un tema" fueron las palabras de Ayre, para tratar de explicar esta clase de escándalos en el mundo del futbol.

RAFAEL RIVERA