17 de agosto de 2014 / 05:18 p.m.

Daniel Sturridge aseguró que el inicio de la era del Liverpool posterior a Luis Suárez iniciara con un triunfo el domingo al anotar un gol en los minutos finales del partido contra Southampton para sellar una victoria de 2-1 en su primer partido de la Liga Premier.

Tras la partida de su compañero de ataque al Barcelona hace unas semanas se espera mucho de Sturridge y éste mostró su instinto de goleador al hacer un remate a corta distancia a los 79 minutos de juego en el estadio Anfield.

Esa jugada permitió a los "Reds" rescatar tres puntos en un arranque poco convincente para el segundo lugar de la liga inglesa de la campaña pasada. Un gol de Raheem Sterling a los 23 minutos les había dado la delantera pero durante buena parte del partido echaron de menos el dinamismo de Suárez.

"Luis es un gran jugador y lo extrañaremos, pero con todo respeto, ya lo dejamos atrás", dijo Sturridge, quien la temporada anterior fue el segundo mejor anotador de la Premier con 21 goles, por detrás de Suárez. "Hemos demostrado que podemos ganar partidos y hacer goles".

Southampton igualó a los 56 cuando Nathaniel Clyne empalmó un disparo al ángulo del marco y tuvo varias oportunidades de remontar antes de que Sturridge llegara al rescate del Liverpool.

Ya con el marcador definitivo Morgan Schneiderlin sacudió la portería al estrellar un disparo en el poste a los 88 minutos y el remate de cabeza de Shane Long salió apenas desviado.

"Tras el 1-1 pensé que sólo había un equipo en la cancha", dijo el técnico del Southampton, Ronald Koeman. "Pero con la calidad que tiene el Liverpool, no necesitan muchas oportunidades para anotar dos goles".

En estas primeras jornadas de la temporada los equipos se dan por bien servidos con ganar de cualquier manera ya que los jugadores están ajustándose a la liga luego del Mundial de fútbol. Tottenham y Arsenal, quienes seguramente disputarán los primeros lugares con el Liverpool, también necesitaron de goles en las postrimerías para ganar el sábado.

"Tuvimos que esforzarnos", dijo el técnico del Liverpool, Brendan Rogers, quien dijo que Suárez le envió un mensaje de texto para desearle buena suerte en el arranque de la temporada. "Mientras la campaña avance estaremos mejor".

Las semanas pasadas fueron agitadas para el equipo de Anfield ya que el técnico Brendan Rodgers aprovechó los ingresos generados por la venta de Suárez al Barcelona por 75 millones de libras (130 millones de dólares) para apuntalar al equipo ante los partidos extra que deberán enfrentar por su participación en la Liga de Campeones.

Tres de las nuevas adquisiciones llegaron del Southampton: Dejan Lovren, Adam Lallana y Rickie Lambert. El croata Lovren salió como titular y escuchó abucheos de la afición visitante. Lambert entró en la segunda parte.

El hueco dejado por la salida de Suárez fue evidente ya que el Liverpool careció de chispa al ataque y Sturridge a menudo lució aislado sin un compañero en la punta. Su gol cayó en una de las pocas oportunidades que tuvo.

Sin Suárez y con el esquema diseñado por Rodgers que dejó solo a Sturridge al frente, Liverpool necesitará más goles de sus mediocampistas y Sterling mostró buenas cosas con su tanto.

La afición local se estaba impacientando por el lento arranque de su equipo pero volvió a la vida luego de que Jordan Henderson recuperara una pelota en el medio campo, se deshiciera de Schneiderlin y enviara un gran pase a Sterling. En el mano a mano con el arquero Fraser Forster, el alero de la selección inglesa se impuso al colocar el balón en la esquina inferior del marco.

Había pocas esperanzas respecto al desempeño del Southampton, que en la pretemporada se deshizo de sus mejores jugadores pero Dusan Tadic mostró destellos para el equipo de la costa sur que pueden emocionar a sus seguidores.

Destacado en la primera mitad, el alero serbio, que llegó el club holandés Twente, dio un exquisito pase con el talón a Clyne, quien lanzó un violento zapatazo al ángulo superior derecho de la portería.

Liverpool perdió el ritmo al inicio de la segunda parte y Steven Davis desperdició una gran oportunidad de gol frente al arquero Simon Mignolet a los 60 minutos.

La entrada de los suplentes Joe Allen y Lambert dinamizó al Liverpool y cuando Sterling envió al área un centro que había sido despejado, Sturridge anotó para comenzar la campaña de la misma manera en que terminó la anterior.

AGENCIAS