30 de diciembre de 2014 / 02:33 a.m.

 

Liverpool se impuso de manera contundente 4-1 a Swansea y con esto logró cerrar con una nota alta un 2014 que estuvo lleno de altibajos para los dirigidos por Brendan Rodgers.

Con un doblete de Adam Lallana, una buena anotación del español Alberto Moreno y un autogol a su favor, Liverpool se quitó presión y se mantiene en la octava posición de la Liga Premier de Inglaterra.

El estadio de Anfield fue el escenario del cotejo en el que los "Reds", conscientes del momento irregular que atraviesan, sabían que tenían la obligación de terminar la primera vuelta de la liga inglesa con una victoria.

Moreno adelantó a sus compañeros al minuto 33, gracias a una excelente triangulación con sus compañeros.

En el minuto 51, Lallana presionó la salida del guardameta visitante, el polaco Lukaz Fabianski, cuyo despeje se estrelló en la humanidad del jugador del Liverpool y luego se incrustó en el marco rival, para el 2-0.

Un minuto después, el jugador de Swansea, el islandés Gylfi Sigurdsson, aprovechó un error de la zaga local y marcó el 2-1.

Las emociones para los aficionados no terminarían ahí, ya que al minuto 61, de nuevo Lallana restableció la diferencia de dos goles para el cinco veces campeón de Europa, con un gol que definió a la perfección ante la salida de Fabianski.

Ya con una ventaja más amplia, al minuto 69, el centrocampista del Swnasea, Jonjo Shelvey, acabó por completo con la esperanzas de remontar el marcador al enviar de cabeza en su propia portería un tiro de esquina del volante del conjunto de casa, Jordan Henderson.

El silbante hizo sonar su ocarina señalando el final del encuentro y la afición local estalló en júbilo por el triunfo conseguido, sin embargo, las gradas de Anfield se vestirán de rojo nuevamente este jueves ya que Liverpool iniciará 2015 recibiendo a Leicester City.

NOTIMEX