20 de enero de 2013 / 06:28 p.m.

Debido a los conflictos que se viven en varias partes del mundo el pontífice llamó a que cesen los masacres y se encuentre la valentía del diálogo y de la negociación.

 

Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI invocó hoy el final de las masacres de inocentes en los conflictos que persisten en diversos países del mundo e instó a todos los involucrados en la violencia a encontrar el camino del diálogo.

El Papa hizo este llamado durante la bendición con el Angelus, que impartió al mediodía de este domingo desde la ventana de su estudio personal ubicado en el tercer piso del Palacio Apostólico del Vaticano y ante más de 10 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro.

"A la oración por la unidad de los cristianos quisiera agregar una vez más aquella de la paz, para que, en diversos conflictos por desgracia en acto, cesen las masacres de civiles inermes, tenga fin toda violencia y se encuentre la valentía del diálogo y de la negociación", dijo en italiano.

El líder católico centró su reflexión en el pasaje bíblico de las "bodas de Caná" y en la relación de Jesucristo con la Iglesia, con la cual sostuvo- "selló una alianza".Advirtió que esa institución está formada también por seres humanos y siempre necesita de purificación.

"Una de las culpas más graves que desfiguran el rostro de la Iglesia es aquella contra su unidad visible, en particular las históricas divisiones que han separado a los cristianos y que no han sido aún superadas del todo", añadió.

Destacó que en estos días, del 18 al 25 de enero, se desarrolla la anual semana de oración por la unidad de los cristianos, al cual calificó como un momento "siempre bienvenido para los creyentes y las comunidades, que despierta en todos el deseo y el empeño espiritual para la plena comunión".

NOTIMEX