6 de enero de 2013 / 06:55 p.m.

Ciudad del Vaticano.- En la fiesta de la Epifanía Benedicto XVI invitó hoy a todos los fieles católicos a seguir el ejemplo de los Reyes Magos, a buscar a Dios con sencillez de espíritu, sin sucumbir al desaliento o la crítica.

Durante el rezo del Angelus dominical y ante más de 10 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro, reflexionó sobre el significado de la presencia de los sabios de Oriente en el relato bíblico y aseguró que "encontrar Dios es lo mejor que le puede ocurrir a un hombre".

"Abramos nuestra vida a la luz de su gracia y descubriremos la fuerza necesaria para edificar una sociedad cada vez más reconciliada y solidaria", pidió.

Más tarde de lo previsto, pasado el mediodía, el líder católico se asomó a la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico del Vaticano y se justificó con un "perdonad por la tardanza, celebramos la misa en la Basílica de San Pedro para la ordenación de cuatro nuevos obispos y duró de más".

En la homilía pronunciada en esa misa, se refirió también a los Reyes Magos a quienes calificó como "hombres de corazón inquieto" que "partieron hacia lo desconocido".

Según Joseph Ratzinger eran personas con esperanza, que no se conformaban con sus rentas seguras y quizás una alta posición social sino que buscaban la realidad más grande.

Sostuvo que, como hombres doctos tenían un gran conocimiento de los astros y probablemente disponían de una formación filosófica, pero no solo querían saber muchas cosas, deseaban conocer todo lo esencial y saber cómo se puede llegar a ser persona humana.Por ello, agregó, querían saber si Dios existía, donde está y cómo es, si él se preocupa de los seres humanos y cómo se puede encontrarlo. "No querían solamente saber. Querían reconocer la verdad sobre nosotros, y sobre Dios y el mundo", apuntó.

"Eran hombres que buscaban a Dios y, en definitiva, estaban en camino hacia él. Eran buscadores de Dios. (.) Personifican al mundo de los pueblos, la Iglesia de los gentiles: los hombres que a través de los siglos se dirigen al niño (Jesús) de Belén y se postran ante él", estableció.

Benedicto XVI se refirió también a la fiesta de la Epifanía en sus ocho perfiles lingüísticos de la red social Twitter, a través de los cuales lanzó el mensaje: "Los sabios siguieron la estrella y encontraron a Jesús, la gran luz que ilumina a toda la humanidad".

El texto fue compartido con dos millones 416 mil 86 seguidores abonados en las diversas versiones de su cuenta @pontifex, siendo aquella de lengua inglesa la más popular con un millón 391 mil 555 followers, seguida por la española con 558 mil 503 y la italiana con 254 mil 188.

NOTIMEX