11 de diciembre de 2013 / 01:59 a.m.

Nuevo Laredo.- La Rosa de Plata, que representa la unidad de los feligreses católicos de México, Estados Unidos y Canadá, llegó hoy a esta frontera, en su paso por esta ciudad con destino a la Basílica de Guadalupe en Monterrey, Nuevo León.

Autoridades eclesiásticas de Laredo, Texas y Nuevo Laredo, se concentraron en el Puente de las Américas, para así realizar la ceremonia y plegaria con motivo del cruce la Rosa de Plata Guadalupana, al igual que hace 54 años.

Ambas comitivas religiosas, centradas en el Puente I, fueron encabezadas del lado mexicano por el obispo Gustavo Rodríguez Vega y de Laredo, Texas, su homólogo, James Tamayo.

En el contingente, la agrupación Caballeros de Colón destacó portando diversas ofrendas en honor a la Virgen de Guadalupe, así como con un respaldo de jóvenes integrantes de Escuderos de Colón, quienes portaban al frente un emblema y una banda de guerra.

La Rosa de Plata Guadalupana, procedente de la Convención Suprema de Caballeros de Colón de Quebec, Canadá, ya habría recorrido aquel territorio y Estados Unidos, para hacer una fervorosa escala entre las ciudades de Laredo, Texas y Nuevo Laredo.

"Esta Rosa de Plata representa la unión entre los países de Norteamérica, Canadá, Estados Unidos y México en su devoción a la Virgen de Guadalupe como Reina de México y Emperatriz de América. Es para mí un honor entregarla a usted", expresó el obispo Tamayo al también obispo Gustavo Rodríguez Vega.

Por su parte, el obispo Rodríguez Vega, al momento de recibir la Rosa, enfatizó: "Todo el pueblo de México, Canadá y Estados Unidos muestra así su devoción a la Virgen de Guadalupe. Adelante con la procesión de nuestras familias y de la gran familia de la iglesia Dios los bendiga a todos".

Posteriormente la comitiva mexicana prosiguió hacia la Iglesia de Santo Niño, donde se realizó una misa especial con invitados especiales y miembros de la agrupación Caballeros de Colón.

Más tarde, la Rosa de Plata visitará varios centros parroquiales en donde se congregan Caballeros de Colón, iniciando el recorrido en la iglesia Santísima Trinidad, para posterior trasladarse a San Antonio de Padúa para realizar una vigilia.

Por último, la Rosa de Plata Guadalupana será llevada en carrera por relevos a la Basílica de Monterrey, como una ofrenda de los Caballeros de Colón a la Virgen de Guadalupe.

Notimex