3 de enero de 2014 / 03:11 p.m.

El último refuerzo del América, Andrés Ríos, ya está en México con la idea firme de que llega a un club gigante. "Con cualquier jugador pasaría esto", declaró al preguntársele si se mostró sorprendido por ser recibido por un buen número de medios de información.

El delantero argentino, quien aún sin conocer a sus nuevos compañeros ni las instalaciones de las Águilas ya carga con un gran peso, arribó la mañana de este viernes a la capital el país sin deseos de hacer declaraciones; más bien, fue avisado por el chofer que le recogió que no hablara con los medios de comunicación, a lo cual accedió de inmediato.

No obstante, en el trayecto hacia la salida del Aeropuerto Internacional Benito Juárez lanzó algunas frases. "Estoy cansado, por favor", decía, mientras se abría paso entre la docena de medios de comunicación que acudieron a recibirle.

Dijo que no es necesario que alguien le diga que el América es uno de los equipo más grandes importantes del futbol mexicano. "Vengo a ver el partido; veremos qué pasa después", apuntó, en referencia al encuentro que este sábado jugará su nuevo equipo ante el Tigres, en el arranque del Torneo Clausura 2014.

"Es un orgullo pertenecer a un club como éste", agregó el delantero, quien viene de jugar con el Deportivo Cuenca de Ecuador.

Cuando se le preguntó si integrar al América es el mayor reto en su joven carrera, comentó: "Todavía no llegamos. Esperemos que sea así".

Ríos viene al país a cerrar algunos aspectos de su contrato con la escuadra azulcrema, entre ellos el de realizar y aprobar los exámenes médicos de rigor.