EMILIANO BALERINI CASAL
29 de agosto de 2013 / 01:32 p.m.

México • No queremos investigar todas las imágenes que exponemos; es imposible analizar la ética de cada uno de los participantes en este concurso; tener un manual que describa nuestras políticas es difícil; queremos celebrar el fotoperiodismo”, dijo Laurens Korteweg, curador de World Press Photo (WWP), ante la polémica que se ha desatado en los últimos meses por la imagen ganadora de ese certamen, tomada por el sueco Paul Hansen en 2012.

 

En conferencia de prensa celebrada hoy en el Museo Franz Mayer, para anunciar la inauguración de su muestra anual el 30 de agosto, el también gerente de proyectos del concurso comentó que esa imagen, donde se muestra a unos hombres cargando a sus hijos muertos después de un ataque en la Franja de Gaza, causó polémica porque en mayo pasado un bloguero estadunidense hizo un análisis de la composición y dijo que la imagen capturada por Hansen era el resultado de tres fotografías más.

 

“Sin embargo, para detener este debate, nosotros contratamos a dos expertos que dieron como resultado que, si bien la fotografía había sido trabajada en Photo Shop, no había sido manipulada”, explicó el especialista, quien aprovechó para destacar los reconocimientos de Paul Hansen al recibir el galardón como Mejor Fotógrafo del Año en Suecia en siete ocasiones diferentes, así como dos primeros lugares por parte de la National Press Photographers Association (NPPA), entre otros.

 

Al cuestionársele qué tan ético es premiar a una persona que se encuentra en medio de una polémica, Korteweg mencionó que ellos tienen un jurado amplio que suele creer que es difícil hacer un plan de trabajo donde se establezca lo que puede o no puede hacer un fotógrafo, cuando este año, por ejemplo, recibieron 103 mil 481 imágenes de 5 mil 666 fotógrafos de 124 países.

 

Mau Mohanna, integrante peruana del jurado, comentó sobre la fotografía ganadora: “La fuerza de la imagen se encuentra en el contraste entre la ira y la tristeza de los adultos con la inocencia de los niños”; mientras que Santiago Lyon, vicepresidente del jurado aseguró: “…la World Press Photo del año y todas las demás fotografías premiadas son magníficos ejemplos de fotoperiodismo de primera categoría, que es poderoso, perdura y cala en todos los espectadores”.

 

Además de esta imagen, en la exposición de esta 56 edición también se podrán ver las fotografías de los 54 fotorreporteros de países como Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, China, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Irán, Italia, Jordania, Malasia, México, Turquía y Vietnam.

 

Para México, la serie iconográfica que más destaca es la de Javier Manzano, colaborador de la agencia de noticias France Press, quien recibió el tercer premio en la categoría Noticias de actualidad, y que muestra el enfrentamiento entre rebeldes y fuerzas armadas en el suroeste de Aleppo, Siria, mencionó el curador.

 

World Press Photo es una organización independiente y sin fines de lucro fundada en Ámsterdam, Holanda, que premia desde 1955 lo mejor del fotoperiodismo mundial, dividido en nueve categorías: Personajes de actualidad, Noticias de actualidad, Temas de actualidad, Retratos, Temas contemporáneos, Vida cotidiana, Artes y entretenimiento, Naturaleza y Deportes: “Escogemos las categorías con base en lo que creemos que puede ayudar a la gente a confrontarse con su realidad. Los fotógrafos participantes hacen denuncia”, argumentó.

 

Algunas de las imágenes que se pueden apreciar en la muestra son las protestas del 29 de marzo pasado en Barcelona, contra la reforma laboral implementada por el gobierno español; los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas Oficiales del gobierno de Sudán y el Ejército de Liberación del Sur, por obtener territorios petroleros en su frontera, así como la Operación Columna de Nube en Gaza.