24 de noviembre de 2014 / 04:10 a.m.

Tras la derrota sufrida en Ciudad Universitaria de 4-2 ante Pumas y pese a estar clasificados a la Liguilla, Rayados arribó a la ciudad con poco ánimo tras llegar en silencio la noche de este domingo al Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo.

Algunos jugadores se les vieron muy apresurados y tranquilos pero se limitaron a dar declaraciones.

Por algunos minutos el estratega Carlos Barra estuvo charlando con su cuerpo técnico dentro de la terminal aérea para después salir con tranquilidad y retirarse cada uno a sus hogares.

MAYELA SANTOYO