13 de marzo de 2013 / 09:08 p.m.

El obispo auxiliar de Puebla, Monseñor Eugenio Lira, destacó que Francisco I conoce la situación de la Iglesia y "la problemática que viven los católicos".

 Ciudad de México • La Conferencia del Episcopado Mexicano expresó su alegría por el nombramiento del cardenal argentino, Jorge Mario Bergoglio, como el nuevo sumo pontífice, Francisco I.

"Nos llena de alegría porque es cercano a los pueblos latinoamericanos, conoce la situación de la Iglesia, puede ser sensible a los gozos y alegría, también a la problemática que viven los católicos, que es una buena parte de quienes profesan la religión católica", dijo el Monseñor Eugenio Lira, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Sin embargo, el también obispo auxiliar de Puebla evitó hacer una lectura sobre este nombramiento en relación a los casos de pederastia y el llamado "Vatileaks".

FANNY MIRANDA