8 de julio de 2014 / 10:50 p.m.

 

Cuando Alemania metió su cuarto gol, este niño no pudo contenerse y tuvo que sacar sus sentimientos.

Los brasileños sufrieron todo el partido desde el comienzo, hasta el final.