NOTIMEX
24 de enero de 2014 / 01:13 a.m.

Fue tan inesperada la convocatoria de Rodolfo Pizarro a la Selección Mexicana, que se alista para la Copa del Mundo Brasil 2014, que el tampiqueño fue el mayor sorprendido que hasta las lágrimas perlaron su juvenil rostro.

A punto de cumplir veinte años y con apenas 31 juegos terminados en la Primera División del futbol mexicano, es Pizarro Thomas la mayor sorpresa en la primera lista del año del entrenador Miguel Herrera, para el juego de apertura en la etapa de preparación hacia Brasil 2014, que será el próximo 29 ante el equipo de Surcorea.

"Me cae de sorpresa, la verdad no me lo esperaba", dijo el jugador de Tuzos de Pachuca que recibió la noticia de su entrenador Enrique Meza, pero él se quedó con la idea que fue convocado para el Tricolor Sub-21.

Mientras caminaba escuchó el grito de alguien que le decía que fue convocado por Miguel Herrera para la Selección Mayor y fue entonces cuando vivió el mayor asombro y lloró al recibir un mensaje de su mamá, quien le decía que lloraba por la emoción de la noticia.

Todo fue tan vertiginoso, es su ascenso en el balompié nacional, pero nada fácil para escalar, porque a los 12 años llegó a tocar las puertas del club Pachuca y no se quedó, a los 15 fue a Tecos y tampoco y a los 17 se le presentó en el camino nuevamente Tuzos como su destino final.

"A mis 17 años sentí que era mi último vagón", reconoció hoy y fue entonces cuando empezó a tener estabilidad en los equipos Sub-17 y Sub-20, hasta que el 14 de octubre de 2012, hizo su debut en el máximo circuito, en el partido Pachuca 3-2 Morelia.

Un tanto sereno tras el impacto de la noticia, el originario de Tampico, Tamaulipas, tiene bien claro que "debo aprovechar la oportunidad y demostrar en cada entrenamiento que puedo estar en la Selección".

Respecto a su llamado, el entrenador nacional Miguel Herrera expresó, "voy hablar con él", para la mejor asimilación de esta convocatoria y no sea afectado y además resaltó algo de sus cualidades: "tiene un gran fuelle".