25 de junio de 2013 / 10:20 p.m.

México • Las 19 estelas localizadas en la antigua ciudad maya de Chactún, recientemente descubierta en el sureste de Campeche, permitirán conocer nuevos datos de los antiguos habitantes del área ubicada al norte de la región Río Bec, de la cual se sabe poco hasta el momento.

El arqueólogo y epigrafista Octavio Esparza Olguín señaló que en esa zona no abundan los registros epigráficos, de ahí la importancia de las piezas encontradas en el lugar.

El experto en epigrafía explicó que de las piezas halladas en el sitio, tres están en muy buen estado de conservación, mientras que en otras siete todavía es posible observar restos de escritura jeroglífica, aunque su estado de conservación es tan precario que difícilmente se pueden apreciar eventos o fechas concretas. Mientras que las otras nueve se encuentran severamente erosionadas.

Esparza Olguín dijo que es excepcional que la Estela 1 aún contenga restos de estuco, porque ese tipo de material es raro que se conserve en climas tropicales después de tantos años. La pieza da nombre al lugar, pues en ella se hace referencia a una “Piedra Roja” o “Piedra Grande”, que fue erigida por un personaje de nombre K’ihnich B’ahlam, en el año 751 d.C.

Las estelas, cuyo tamaño varía entre los dos y tres metros de altura y la tonelada de peso, también eran utilizadas para celebrar periodos calendáricos y en el caso de la referida, que se mandó erigir para conmemorar el katún 16, que era el final de un ciclo de aproximadamente 20 años.

Los mayas también utilizaban las estelas para recordar guerras, nacimientos o acontecimientos importantes, pero en el caso de las detectadas hasta el momento en el sitio arqueológico de Chactún, la mayoría eran para conmemorar los finales de katún.

Redacción