MARTHA CEDILLO
17 de noviembre de 2014 / 08:33 p.m.

Las raquetbolistas mexicanas Paola Longoria y Samantha Salas cerraron con triunfo la ronda preliminar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014, no sin antes señalar que les gustaría vivir una final entre sí.

Longoria y Salas vencieron en individual a competidoras venezolanas. Primero fue Salas que requirió más esfuerzo para ganar 15-5 y 15-9 a Mariana Paredes; Longoria por su parte sólo le concedió tres puntos a la venezolana Mariana Tobón para superarla 15-2 y 15-1.

Al término del encuentro, ambas comentaron sobre la posibilidad y deseo de enfrentarse en la final individual, en tanto que les gustaría alcanzar le metal dorado como pareja en la primera ocasión que la Federación Mexicana de Raquetbol les permite competir juntas en competencia centroamericana.

Las canchas del Centro de Raquetas del la unidad “Leyes de Reforma” lucieron a su máxima capacidad. El público fue atraído por lo mediático que se ha vuelto este deporte gracias a la presencia de la seleccionada nacional y número uno del ranking mundial profesional femenil: Paola Longoria.

“Bien contenta de estar aquí, llegar como la abanderada nacional, salir del túnel cargando el lábaro patrio fue algo inolvidable, compartirlo con toda la delegación, somos potencia en este deporte aquí en Veracruz y me encantaría una final mexicana, qué mejor que con mi pareja de dobles, y buscar el oro por el dobles que es la única medalla que nos falta, tenemos el panamericano, campeonato del Mundo y vamos por estos Centroamericanos”, señaló Longoria.

Ambas jugadoras se encuentran en la ronda de 16vos de final tras haber ganado sus tres partidos en el grupo.

“Estoy muy bien, he dado muy buenos partidos, he sido contundente, he ganado todos mis partidos en dos sets, llevo todos ganados, ya quedé como número uno de mi grupo, así que a partir de mañana (hoy) iniciamos la eliminatoria sencilla, así es que viene lo más bueno del torneo”, expresó Salas, quien está por primera vez compitiendo en singles en JCC.

Tanto Longoria (de su tobillo derecho) como Salas (de su espalda baja) se dijeron sin resentir lesiones, algo que les favorece en sus aspiraciones de medallas centroamericanas.

Por la tarde, la pareja formada por Salas-Longoria ganó 15-1 y 15-2 a la formada por las costarrisenses Melania Sauma y Naomi Sasso.