24 de marzo de 2014 / 11:12 p.m.

Pese a confirmar por la mañana que el cese estaba ya decidido, el presidente del Puebla de La Franja, Jesús López Chargoy, decidió dar marcha atrás y brindarle el respaldo al técnico, Rubén Omar Romano, tras considerar que no es momento de quebrantar al grupo, sino todo lo contrario, a fin de mantener al equipo en el máximo circuito.

"Ayer se analizó, era muy probable de que saliera el día de ayer, queríamos conocer su sentir en forma personal, acerca de la situación, obviamente el triunfo ayer de Atlante complicó bastante la cuestión porcentual en el equipo, son cuatro puntos de diferencia, cinco con la diferencia de goles que tenemos muy a favor, pero no nos queremos confiar absolutamente nada de eso, es lo que estuvimos platicando hoy acerca de este tema con Rubén, cualquier director técnico que no tuviera el compromiso que tiene Rubén, hubiera aceptado nuestra propuesta de llegar a un arreglo, él al contrario dijo que no, nos comentó que no se quiere bajar del barco, que quiere estar con nosotros, que de esto nos levantamos todos y que todos tenemos que terminar, fue lo que nos gustó bastante".

Y es que al término de lo que fue la prolongada reunión que el alto mando blanquiazul sostuvo con el cuerpo técnico del timonel argentino, en el que se habló todo lo pertinente al conjunto, al final se tomó otro tipo de medidas con el objetivo de incrementar la concentración y el ánimo al interior del plantel, con la esperanza de que ello surta efectos, según lo dicho por el empresario poblano.

"Fue una charla de cuatro horas, cuatro horas y media, se analizaron bastantes cosas, queremos darle una vuelta al chip totalmente, el equipo va concentrar a partir del día de mañana (martes), vamos a trabajar doble sesión, no es que eso sea la solución inmediata, no es que sea la mejor solución, yo considero que puede ser un revulsivo que el equipo necesita en estos momentos, vamos a convocar a la afición, vamos a dar a cincuenta pesos, para el partido del León, todas las localidades, la idea es que estemos todos juntos".

López Chargoy recalcó que hoy lejos de emitir críticas, tanto medios, como afición, deberán mostrar su respaldo y apoyo hacia el club, pues de perder la categoría, todos van involucrados con el descenso, de ahí que exista la confianza necesaria de que se sumará lo necesario para llegar a buen puerto.

Asimismo, reiteró que lo que hoy en día sucede es su culpa, y por eso lo expuesto en redes sociales a través de su cuenta "twitter", tranquilo en cierta medida, pues sabe que su cuerpo técnico y jugadores sacarán la cara y compondrán la ruta en las cinco jornadas que aún tienen que enfrentar.

"Sí existe preocupación, pero mucho interés, mucha intención de sacar esto adelante, todos estamos conscientes, lo mencioné en redes sociales, lo platiqué con Rubén, el gran culpable soy yo, en el armado del equipo, una que otra línea, algún jugador diferente sí te podría haber ayudado bastante, lo que a mí me gusta, hoy lo manifesté al cuerpo técnico en la reunión, es que los jugadores estén aportando, que se estén partiendo la maraca en el terreno de juego, te queda claro que ellos quieren enmendar el error que yo cometí", sentenció.

Del barco no me bajo: Romano

Por su parte, el aún técnico del Puebla, Rubén Omar Romano, sentenció que la unión será su estandarte de aquí al finalizar la temporada, donde él es el primero en mantenerse, al señalar que tiene un compromiso con la institución, pero sobre todo también un prestigio que defender.

"Estar unidos, metidos, todos juntos y que del barco no se baja nadie, estamos todos metidos para sacar esto adelante y el equipo va a seguir trabajando y vamos a trabajar mucho más, pero todos hasta el final. Yo estoy a muerte con ellos, también yo tengo un prestigio, también con todas las cosas que han pasado pude haberme bajado del barco y no me bajo, tengo un compromiso con ellos y con los colores".

Finalmente, sentenció que la presión no es mayor ahora que antes en el renglón porcentual, por lo que no le queda de otra más que lidiar con ella y poner todo lo que esté de su parte como equipo para resolver la situación lo más pronto que les sea posible, iniciando el fin de semana.

EDGAR GONZÁLEZ