21 de marzo de 2013 / 03:17 p.m.

El piloto español de Ferrari Fernando Alonso afronta con optimismo la segunda carrera del Mundial de Fórmula Uno, que se disputará el próximo domingo en Sepang (Malasia), donde se proclamó vencedor el año pasado, y considera que Lotus, ganador en Australia, no está fuera de su alcance.

"El ritmo de Lotus (en Australia) fue muy bueno, pero no hicieron nada que no podamos hacer nosotros, no están fuera de nuestro alcance. Tuvieron una carrera muy limpia, sin tráfico, y creo que esta vez podremos estar más cerca de ellos", señaló Alonso en una rueda de prensa en el circuito de Sepang refiriéndose al triunfo del finlandés Kimi Raikkonen en Melbourne.

Para el español, la carrera de Malasia debe ser la de confirmación del buen momento de Ferrari después del segundo puesto logrado en Australia: "En Australia, todo fue bien para nosotros y mostramos un buen potencial. Sin embargo, es verdad que el circuito de Melbourne es extraño. Eso significa que este fin de semana buscaremos confirmar el buen comportamiento del coche".

"Después de las buenas sensaciones en las pruebas hechas durante el invierno y en la carrera de Australia, este fin de semana será un auténtico test para nosotros. Creemos que volver a estar en el podio es un buen objetivo y, si lo logramos, estaremos muy felices", dijo.

El asturiano también habló de Red Bull, su a priori principal rival para el título: "Su ritmo es muy diferente en la calificación y en la carrera y para ellos este también será un fin de semana muy importante para saber lo que pasa, pero ese no es nuestro problema: simplemente trataremos de hacerlo lo mejor posible y después veremos qué hacen los demás".

Alonso no cree que el calor y la humedad de Sepang supongan una gran diferencia respecto a Australia: "En el coche no notas mucho más calor. Aunque en Melbourne estábamos a 26 grados y aquí a 32, al final cuando vas conduciendo a 300 kilómetros por hora el aire entra y no se pasa tan mal. De hecho, el calor solo es un problema cuando paras, porque se acumula en el coche".

EFE