5 de enero de 2014 / 03:08 a.m.

Andrew Luck lanzó tres pases para touchdown después del intermedio, incluido uno de 64 yardas a un desmarcado T.Y. Hilton para la anotación de la ventaja definitiva cuando restaban 4:22 minutos por jugar, conduciendo a los Colts de una desventaja de cuatro touchdowns a una sorpresiva victoria de 45-44 sobre los Chiefs de Kansas City en un juego de comodines.

Indianápolis (12-5) se convirtió en apenas el segundo equipo en la historia de los playoffs que se lleva la victoria después de estar abajo por 28 puntos o más, según la agencia de estadísticas deportivas STATS. El otro fue Buffalo, que venció a Houston por 41-38 en tiempo extra en enero de 1993. Los Colts viajarán a Denver o Nueva Inglaterra el próximo fin de semana para la ronda divisional con cuatro triunfos consecutivos en su haber.

Luck fue una mezcla increíble de lo bueno y lo malo, terminando con 29 pases completos de 45 para ganancia de 443 yardas, el segundo total más alto en la historia del equipo para un juego de postemporada, con cuatro anotaciones y tres intercepciones. Además recogió un balón suelto y lo corrió cinco yardas para touchdown cuanto éste rebotó fortuitamente hacia él.

"Nunca caímos en pánico", dijo Luck. "Lo tomamos una jugada a la vez".

Hilton rompió una marca del equipo en playoffs con 13 recepciones y avance de 224 yardas, terminando con dos anotaciones, incluida la ganadora.

Kansas City (11-6) terminó su temporada con tres derrotas seguidas, dos ante los Colts, y con una octava derrota consecutiva en postemporada, pero ninguna tan imponente como esta. Los ocho descalabros seguidos rompieron un empate con los Lions de Detroit por la cadena más larga de derrotas en playoffs.

Alex Smith completó 30 de 46 pases para ganancia de 378 yardas con cuatro touchdowns, sin intercepciones, en un día en que perdió a sus dos running backs principales, Jamaal Charles y Knile Davis, y al receptor titular Donnie Avery debido a lesiones.

Pero Luck tuvo la última palabra con su sorprendente repunte.

Las cosas parecían sombrías cuando Indianápolis iba 31-10 abajo al término de la primera mitad, y lucieron peor aún cuando el primer pase de Luck en la segunda mitad fue interceptado y regresado a la yarda 18 de los Colts. Tres jugadas después, Smith lanzó un pase de 10 yardas para anotación a Davis para ampliar la ventaja a 38-10 cuando restaban 13:39 minutos en el tercer cuarto.

Resultó que Luck tuvo suficiente tiempo para darle la vuelta a la situación, y de qué manera.

En un modo de ofensiva sin reunión y sin nada que perder, Luck comenzó a lanzar el balón, y el touchdown de Donald Brown en carrera de 10 yardas puso el marcador 38-17.

Entonces, Luck convirtió un balón suelto de Smith en un pase de tres yardas para anotación a Brown. Repentinamente el marcador era de 38-24 y los aficionados que estuvieron abucheando en la primera mitad se encontraban frenéticos.

El ruido decreció brevemente después que los Chiefs convirtieron la tercera intercepción a Luck en un gol de campo de 42 yardas, pero Luck respondió con un pase de 12 yardas para anotación para reducir la diferencia a 41-31 después de tres cuartos.

Luck estaba apenas calentando motores.

Un golpe de Eric Berry hizo perder el balón a Brown cerca de la línea de anotación al inicio del último cuarto, pero el ovoide rebotó justo hacia Luck, quien lo recogió y corrió por el centro para poner el marcador en 41-38 con 10:38 minutos en el reloj.

Kansas City condujo una serie ofensiva para otro gol de campo; pero en esta ocasión con el linebacker de Kansas City Justin Houston fuera del juego con lesión de rodilla, Hilton se quedó sin cobertura en el centro del campo y Luck conectó un pase con él atrás de la defensiva secundaria para una notación de 64 yardas que definió el encuentro por 45-44.

Después de eso, lo único que tuvieron que hacer los Colts fue detener a Kansas City y acabarse el tiempo colocando la rodilla en tierra tres veces.