10 de diciembre de 2013 / 01:03 a.m.

El récord anterior alcanzaba un mínimo de -89.2ºC y también había sido medido en Antártica, en la base rusa Vostok en 1983.

 La temperatura más escalofriante que ha registrado nuestro planeta es de 93.2 grados bajo cero y se presentó en el corazón de la Antártida, un sitio que se ha convertido en el lugar más frío del mundo.

Según acaba de identificar un estudio científico, su cifra récord de grados Celsius fue registrada el 10 de agosto de 2010.

Y los investigadores responsables creen que este es sólo un número preliminar: es probable, dicen, que cuando refinen la información obtenida por varios sensores térmicos espaciales deban que agregar algún grado bajo cero.

El récord previo alcanzaba un mínimo de -89.2ºC y también había sido medido en Antártica, en la base rusa Vostok en 1983.

"Estas temperaturas tan bajas son difíciles de imaginar" dijo Ted Scambos, del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de Estados Unidos en Boulder, Colorado.

Scambos explicó que el frío es casi tan extremo bajo cero como lo es el calor del punto de ebullición del agua sobre cero (casi 100ºC).

"Este nuevo mínimo es 50 grados más frío que temperaturas en Alaska o Siberia, y alrededor de 30 grados más frío que las temperaturas más bajas de Groenlandia".

"El golpe de frío que ahora mismo se siente en algunos lugares de América del Norte parece anodino en comparación", dijo el científico.

Scambos participa estos días en San Francisco de la reunión de otoño de la Unión de Geofísicos de Estados Unidos (AGU, por sus siglas en inglés), la más grande convención anual de expertos en ciencias de la Tierra.

Los científicos observaron que los momentos más fríos en la Antártica ocurren durante los meses de invierno en lugares elevados, donde el aire extremadamente claro y seco permite que el calor sea irradiado al espacio muy eficientemente.

Los -93.2C fueron registrados en un punto ubicado a 81,8 grados de latitud sur y a 59.3 grados de longitud este.

 

Agencia