7 de enero de 2014 / 02:50 p.m.

La contratación de Luis Ernesto Michel Vergara al Saprissa conmocionó el mercado tico en varios sentidos. Profesional: contrataron a un ex seleccionado nacional, que formó parte del último Mundial en Sudáfrica. Económico: será el jugador más caro en jugar en Saprissa, medio millón de dólares neto en seis meses. Nostálgico: sólo lo ficharon por un semestre. Sorpresivo: El Saprissa jura y perjura que ellos pagarán el sueldo íntegro del portero, sin la ayuda de Chivas.

Luis Ernesto Michel, antes de viajar a Costa Rica, atendió a La Afición y Multimedios Deportes y sentenció que no alberga sentimientos negativos tras su salida del Rebaño, aunque sentenció que no se esperaba dejar tan abruptamente al Rebaño, pero así es el futbol y ahora a cambiar de aires.

¿Te vas sin rencores?

"Claro. Lo que es Chivas y su gente me dio grandes alegrías, el aplauso al final de los partidos y en la calle te reconocen y no tiene precio eso, con esta institución se me abrieron las puertas de una selección, fui a un Mundial, jugué una final de Copa Libertadores, sólo puedo ser agradecido. Al final, tal vez se ensombreció el panorama, peor no quita todo lo bueno que fue mi carrera en Chivas. Realmente con el único que hablé expresé lo que opinaba y respetas las decisiones, y al final tienes que pensar en tu carrera. Tengo que levantar la cara y no tengo problemas con absolutamente nadie. No tengo rencor con nadie".

¿Imaginaste que los últimos minutos en Monterrey serían los últimos en Chivas?

"No, no lo imaginaba, realmente lo platiqué durante todo el torneo, torneos anteriores, sentía que estaba haciendo bien las cosas, bien mi trabajo, peor está claro que hay cosas que están fuera de mi control en este caso, pero ya regresando de vacaciones fue cuando me dieron la noticia de que no entraba en planes en la institución y listo, había que buscarle y así sucedió".Michel agregó que no pensaba en salir así del equipo, que sus metas eran trabajar y mantenerse por más años en el arco del Rebaño, pero que respeta a la gente de pantalón largo que le cortó la carrera como arquero del Rebaño.

"Esas cosas están fuera de mi control. Trabajo para ayudar al equipo, tratando se ser factor, estaba en buenos términos con el equipo, no me habían manifestado una intención de que saliera, o algo diferente. Tenía claro que tenía un año de contrato y así lo decidieron y lo demás que sucedió en los últimos meses. No tengo la menor idea, en su momento fue Dennis quien me dijo que no entraba en planes, que habían tenido una junta y que eso habían determinado, creo que en todos lados las determinaciones las toman varias personas, entonces no sé realmente quién o supongo que fue en conjunto, yo no sentía un indicio que pudiera pensar que esto pudiera pasar, lo desconozco, habría que preguntarle a la directiva".

Michel negó que haya perdido el hambre, que no se siente en deuda con nadie y que si deja Verde Valle es por deseos de terceros, pues él considera que estaba al altura de la portería rojiblanca.

"Que esas opiniones las tenían varias en el equipo, ellos tomaron la decisión. Me voy agradecido con la institución, con las muestras de cariño de toda esta gente, fue a lo largo de tantos años y ahora que me voy a jugar a Costa Rica es muy grato ver la gente de Chivas y muy grato la gente de allá y esto no se paga. Cuando estuve en la institución traté de brindarme lo mejor que pude, brindándome al equipo y compañeros y con eso me quedo, al final hay que seguir en la carrera y seguir luchando por tus ideales. Sé que puedo ver a todos a la cara y sin ningún problema, creo que eso es lo más importante".

JESÚS HERNÁNDEZ