3 de septiembre de 2014 / 03:27 p.m.

Lejos de la imagen que muchos tienen de él, por las constantes polémicas ocasionadas por su comportamiento en las canchas de futbol, el delantero uruguayo Luis Suárez demostró su lado humano y piadoso.

Y es que el nuevo atacante del Barcelona participó como embajador de la Fundación Pérez Scremini y, unto a su esposa Sofía Balbi, acudió al Hospital Sant Joan de Déu y visitó a los niños que allí están luchando contra el cáncer.

En España no pasó desapercibido este acontecimiento, por lo que varios medios españoles acudieron al lugar. De hecho, este jueves, Luis se robó algunas de las portadas de los diarios catalanes con su visita. Por ejemplo, Mundo Deportivo tituló "Comprometido".

Como era inevitable, a la salida, también fue consultado sobre el rendimiento del equipo en estas dos primeras fechas de a Liga. "Se ganaron los dos partidos y es lo bueno, dado que en el Barça siempre hay que ganar", dijo.

"Los veo muy bien. Ya lo dije en mi presentación, son jugadores con muchísima calidad y que darán mucho que hablar en el Barça. Estoy muy contento por los goles que han marcado porque seguro que a ellos les ha hecho mucha ilusión", expuso el charrúa.

Por último, con timidez, admitió que ya tiene "ganas de volver a jugar". "Lucho" recién quedará habilitado para el 26 de octubre, día que se jugará el derby ante Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

VÍDEO: Cortesía de Noticias Futbol TV

REDACCIÓN