7 de agosto de 2014 / 02:02 p.m.

El delantero uruguayo Luis Suárez acudirá mañana viernes a Lausana, Suiza, para comparecer ante el TAS en busca de reducir o anular la suspensión que le impuso la FIFA por el mordisco a Giorgio Chiellini en la Copa del Mundo.

Suárez estará acompañado de tres equipos jurídicos, uno le representará a él mismo como afectado, otro a la federación de Uruguay y un tercero del FC Barcelona.

Hay que recordar que la suspensión fue de 9 partidos con su selección en Copa del Mundo y 4 meses con su equipo, incluso sin poder entrenar ni acercarse a un estadio de futbol, por lo que el objetivo de los abogados será rebajar también esta condena.

El Barça, que ha dirigido un equipo de abogados externos a través de su secretario de la junta, Toni Freixa, aspira a poder presentar a lo grande y como corresponde a Luis Suárez lo antes posible para que pueda también entrenar y conocer a sus nuevos compañeros y al entrenador.

Si el arbitraje concede esta petición -es posible que aún con una rebaja no empiece la Liga con el Barça- y se le permita reintegrarse a su vida laboral normal incluso podría jugar partidos de carácter amistoso.

Teniendo en cuenta que la resolución, que el Barça ha tramitado con carácter de urgencia, podría ser dictada en un plazo entre mañana mismo y la próxima semana, Luis Suárez podría estar en el Gamper del 18 de agosto.

Si el TAS falla en la línea de lo que esperan el club azulgrana y el jugador, la próxima semana también se podría producir la presentación oficial de Luis Suárez ante los medios, aplazada tras su fichaje por la prohibición expresa de la FIFA a acercarse a cualquier recinto deportivo.

REDACCIÓN