27 de mayo de 2013 / 10:04 p.m.

México • Las nubes que cubren el Océano Pacífico ponen de manifiesto la delicada naturaleza de la atmósfera terrestre, ese fino velo que nos separa del hostil vacío del espacio. La Luna, por su parte, se deja fotografiar el Oceanus Procellarum.

Hace ocho años, la sonda Rosetta de la ESA (Agencia Espacial Europea) capturó esta imagen durante su primera aproximación a la Tierra, el 3 de marzo de 2008.

La Luna fue capturada mientras se elevaba sobre el limbo de la Tierra. El Oceanus Procellarum (Océano de las Tormentas) aparece en primer plano, dándole una apariencia especialmente oscura. Es el mayor de los ‘mares’ lunares, extensas planicies formadas por el afloramiento de lava basáltica sobre la superficie de la Luna.

EL DESTINO FINAL DE ROSETTA

Rosetta entró en modo de hibernación en junio de 2011 para cruzar el espacio profundo, y se despertará el 10 de enero de 2014 para prepararse para su encuentro con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko varios meses más tarde.

La sonda europea acompañará al cometa alrededor del Sol, siendo testigo por primera vez en la historia de cómo el calor del Sol transforma la superficie de un cometa congelado.La misión también cuenta con un módulo de aterrizaje, Philae, que se posará sobre la superficie del cometa en noviembre de 2014. Será la primera vez que se realice una maniobra de estas características.

BIOGRAFÍA

Desde su lanzamiento en marzo de 2004, la sonda se acercó a la Tierra tres veces (2005, 2007 y 2009) y una a Marte (2007) para obtener el impulso gravitatorio necesario para alcanzar la órbita del cometa. También se encontró y estudió dos asteroides: (2867)Steins, el 5 de septiembre de 2008, y (21)Lutetia, el 10 de julio de 2010.

REDACCIÓN.