JOEL SAMPAYO
23 de enero de 2015 / 03:28 p.m.

Monterrey.- Es un maestro ejemplar. Sus alumnos lo extrañan y le escriben emotivas cartas. Pero hoy lucha por su vida. Se trata del maestro Eduardo, quien algún día regresará a las aulas.

La conmovedora historia del maestro Pilar Eduardo Vega Chavarría tiene una segunda parte. Hoy lucha por su vida en el hospital. Se rompió la sexta vértebra del cuello al resbalar en el baño de su casa.

Él ya se había convertido en un ejemplo de vocación magisterial cuando Telediario dio a conocer, en mayo del 2014, su esfuerzo diario para ir a clases; subir a su camioneta era todo un doloroso procedimiento.

El maestro padece espondilitis anquilosante, enfermedad que en casos extremos los afectados quedan con la espalda rigida, como si estuvieran atados a una tabla.

A pesar de ser un mal degenerativo, durante 30 años ha seguido impartiendo clases en la primaria Niños Héroes de la colonia Independencia en Monterrey, donde sus alumnos se acomiden para ayudarle a levantarse en sus escasos momentos de descanso.

Dentro de sus limitaciones llevaba una vida normal. En la despedida del año su familia le grabó un video donde se le veía alegre con su nieto Carlitos de nueve años.

El domingo 11 de enero, en su modesta casa de la colonia Altamira, al sur de Monterrey, el maestro preparaba su regreso a clases después de las vacaciones de invierno y, como siempre, sin ayuda alguna, apoyado solamente en su andadera se dirigió a la ducha, junto a la cocina.

Mientras los médicos y el paciente mantienen su lucha, en la escuela de la colonia Independencia, los alumnos de quinto año le enviaron emotivas cartas de apoyo.

La crónica completa de Joel Sampayo Climaco, en el siguiente video: