11 de abril de 2013 / 11:57 a.m.

Sídney • El multimillonario Clive Palmer, conocido por impulsar la construcción de una réplica del Titanic, planea edificar en Australia el mayor parque de dinosaurios animatrónicos del mundo.

Aunque faltan todavía varios permisos oficiales, el magnate de la minería ha encargado en China la fabricación de 165 dinosaurios robóticos que ubicarán en el bosque de su lujoso centro vacacional de Coolum, de 150 hectáreas de extensión y situado en Sunshine.

Los robots que rugirán, moverán la cola, ladearán sus pechos y pestañearán, incluyen réplicas de animales de aquel periodo de hasta mil 200 kilos y 20 metros de altura.

Uno de los robots más espectaculares que se exhibirá en Coolum será la de un Deinosuchus, una enorme bestia prehistórica que, se cree, tenía una altura de hasta 15 metros y pesaba nueve toneladas, antepasado de los actuales cocodrilos.

Aunque “"algunos de los dinosaurios tendrán un aspecto feroz”, al tocarlos el público tendrá la sensación de que fueron adorables como los koalas"”, aseguró el gerente de Coolum, Bill Schoch.

Según indicó la prensa australiana, los fabricantes han entregado cerca de medio centenar de estos gigantes aparatos e incluso algunos han sido colocados en Coolum, incluidas réplicas de un Tiranosaurio rex mecánico, bautizado como Jeff, y de un Omeisaurus, que mide 15 metros de largo, llamado Bones.

“"Si solo han visto a Jeff y Bones, entonces no han visto todavía nada"”, señaló Palmer en un comunicado en el que notificó que había decidido acelerar el proceso de construcción del parque, que se cree recibirá el nombre de Palmersauria.

Aunque la compañía guarda en secreto el nombre que pondrá a éste, el gerente de Coolum adelantó que figurará el apellido del excéntrico magnate minero, dado que sus propiedades se llaman Palmer Resort, Palmer Golf, Palmer Grill y el museo de coches de época Palmer Motorama.

La iniciativa de Palmer, cuya fortuna asciende a 795 millones de dólares, según cálculos divulgados en 2012 por la revista Forbes, parece que se topa con la burocracia al solicitar los permisos a las autoridades locales.

Russell Green, concejal del municipio de Sunshine, dijo a la emisora local de radio ABC que el multimillonario se está arriesgando mucho al comprar las réplicas de los dinosaurios sin que el proyecto haya recibido la aprobación.

“"El personal del consejo no ha empezado a evaluar el proyecto porque el señor Palmer tiene que proporcionar información adicional que se le ha pedido"”, precisó Green.

Pero el multimillonario, recordado en Australia por acusar a la CIA de supuestamente ayudar al movimiento ecologista para cerrar la industria del carbón, parece determinado a llevar hasta buen fin su proyecto tras haber conseguido otros de tanta o mayor envergadura.

Uno de sus planes más recientes ha sido encargar la construcción de una réplica exacta del Titanic, que se hundió en abril de 1912 con unos mil 300 pasajeros a bordo.

El Titanic de Palmer, que será construido en China y tendrá 270 metros de eslora, 53 metros de altura y 40 mil toneladas de peso, tiene previsto realizar su primer trayecto en 2016 entre Southampton y Nueva York.

Sobre la seguridad de su Titanic, Palmer dijo a la prensa que “"uno de los beneficios aportados por el calentamiento global es que ya no hay muchos icebergs en el Atlántico Norte"”.

EFE