6 de abril de 2014 / 03:45 p.m.

Con contadas ocasiones de gol pero gran efectividad en el ataque, el Málaga goleó 4-1 al visitante Granada para sumar su primera victoria en cinco partidos de local y escalar al 11er lugar de la clasificación en la liga española.

El Granada, que acumula tres derrotas consecutivas, falló un penal y apenas contabilizó un tardío tanto de Youssef El-Arabi a los 78 minutos para contrarrestar los dos goles de Ignacio Camacho (14 y 37), más las dianas de Nordin Amrabat (50) y Juanmi Jímenez (74).

Los rojiblancos marchan 14tos con 34 puntos, fuera de la zona de descenso, ahora a ocho unidades del resurgido Málaga, que cuenta 38.

"Sabíamos que nos jugábamos mucho contra un rival directo y ha sido nuestro triunfo más holgado. Pero esto no termina aquí. Queremos sellar la permanencia", declaró tras el triunfo Camacho.

El Atlético de Madrid sigue liderando la clasificación con 79 puntos en 32 fechas tras vencer 1-0 el sábado al Villarreal. El Barcelona también ganó 3-1 al Betis y es segundo con 78 por los 76 del Real Madrid, igualmente vencedor por 4-0 sobre la Real Sociedad.

La jornada dominical se completa con los cotejos Elche-Getafe, Sevilla-Espanyol y Valladolid-Valencia.

Yaché Brahimi gozó de una ocasión de oro para adelantar al Granada pero, tras sortear al argentino Wilfredo Caballero, disparó a la malla lateral.

El error lo pagó caro su equipo, pues el Málaga rentabilizó al máximo una jugada de laboratorio en que el también argentino Pablo Pérez sirvió un tiro de esquina en corto para Samuel Sánchez y este centró para que Camacho, anticipándose a la defensa, cabeceara a la red.

Los visitantes no aprendieron del error y volvieron a permitir otro tanto de Camacho con la testa y a balón parado, y tampoco pudieron recortar al filo del descanso cuando Caballero atajó un penal lanzado por El-Arabi.

El choque se les inclinó todavía más en la segunda mitad, que inició con un disparo de Pérez desviado apuradamente por Roberto Fernández y siguió con penal del colombiano Jeison Murillo a Camacho en el consiguiente tiro de esquina.

Amrabat lo transformó sin alterarse y Jiménez añadió el cuarto tras pase de Gámez, antes de que el único lunar de Caballero, una entrega a su compatriota Diego Buonanotte, resultara en el tanto del honor granadino, impulsado por El-Arabi.

"La clave estuvo en la primera ocasión que tuvimos y fallamos, luego permitimos dos goles a balón parado y fallamos un penal. El sábado tenemos una final contra el Barsa", analizó el granadino Fran Rico.

AP