24 de julio de 2014 / 09:43 p.m.

La más reciente contratación del Real Madrid, el colombiano James Rodríguez, no solo cargara con la presión de hacer valer cada euro que los merengues invirtieron en el, sino que también enfrentara una maldición que afecta al conjunto madrileño desde el 2005.

El cafetalero será el encargado de portar la camiseta número 10 del cuadro español, un número que no ha tenido dueño fijo desde la salida del portugués Luis Figo, al final de la temporada 2004-2005.

Figo ganó dos títulos de liga, dos supercopas de España, una Champions League, una supercopa europea y una Intercontinental, antes de salir de Chamartín para comenzar la maldición del 10 madrileño.

El primer afectado fue el brasileño Robinho.

La promesa amazónica jugo en el Real Madrid del 2005 al 2008, con los merengues solo obtuvo un titulo de liga ates de ser transferido al Manchester City.

El holandés Wesley Sneijder, quien llegó al Madrid en 2007, ocupó la playera 10 tras la salida de Robinho.

Sneijder solo usaría el dorsal 10 en la campaña 2008-2009, en la cual tras ser campeón de liga, fue enviado al Inter de Milán para cubrir las perdidas económicas provocadas por la llegada de Cristiano Ronaldo y Kaká.

Lass Diarra, jugador de origen francés, fue la siguiente victima de la maldición, usando el 10 en la temporada 2009-2010, en la cual los merengues no ganaron nada.

El alemán Mesut Ozil fue el último jugador en usar la 10 en el Real Madrid.

Ozil consiguió un titulo de Liga y una Copa del Rey con el conjunto madrileño, antes de ser transferido al Arsenal.

RAFAEL RIVERA