29 de junio de 2014 / 06:19 p.m.

De las seis eliminaciones mexicanas en octavos de final, en tres han silbado un árbitro portugués.

 

La ronda de los octavos de final ha sido el límite de la selección de México en los últimos seis Mundiales.

En tres de esas eliminaciones el partido fue dirigido por un árbitro de Portugal.

En Francia 1998 la derrota 2-1 ante Alemania fue dirigida por el silbante lusitano Vítor Melo Pereira.

La historia entre Melo Pereira y la selección mexicana continúo en Corea-Japón 2002,  el árbitro portugués fue el encargado de impartir justicia en la caída 2-0 ante Estados Unidos.

El capitulo más reciente es la eliminación de Brasil 2014, cayendo 2-1 con Holanda, en un partido dirigido por el silbante luso Pedro Proenca.

RAFAEL RIVERA