1 de agosto de 2014 / 08:00 p.m.

Machado tuvo tiempo suficiente para atrapar la pelota, observarla un poco y después enviar su "cañonazo" a primera para evitar que el jugador de los Angelinos se embasara, una acción que ya había sucedido en el juego del miércoles.

MMDEPORTES