21 de noviembre de 2014 / 08:08 p.m.

Manny Pacquiao no necesitaba el enorme ramo de flores que llevaba para sentirse bienvenido en este enclave de apuestas, donde peleará a una hora extraña contra un oponente que tiene que sentirse que ya ha ganado la lotería boxística.

Pacquiao recibió las flores de todas formas a su entrada al vestíbulo del enorme hotel-casino Venetian. El púgil filipino sonrió y posó para las cámaras, promoviendo su combate del fin de semana contra Chris Algieri, una pelea que Pacquiao parece estarse tomando más seriamente en momentos en que su carrera entra en sus asaltos finales.

Hay además renovados rumores de una pelea con Floyd Mayweather Jr., pero Pacquiao está concentrado en lo que espera sea una espectacular actuación que ponga fin a todos los comentarios sobre una merma en la fuerza de sus puños — el estelar boxeador no ha noqueado a nadie en cinco años — y alentar a Mayweather a finalmente subirse al cuadrilátero contra él en la que sería seguramente la pelea más lucrativa de la historia.

"No estoy pronosticando un nocáut, pero busco un buen combate y probar que aún puedo pelear", dijo Pacquiao. "Estoy dispuesto a pelear con cualquiera. No evito a nadie".

Eso incluye a Mayweather, por supuesto, y el promotor Bob Arum dijo que ha habido algunas conversaciones preliminares tras bambalinas para conseguir finalmente la esperada pelea, aunque eso depende en gran parte de Mayweather, quien apenas recientemente ha dado indicios de que pudiera estar más dispuesto que en el pasado.

Arum dijo que ha habido discusiones recientes con Leslie Moonves, presidente de CBS Corp., acerca de la pelea, y que se siente algo optimista de que la compañía matriz de Showtime, con la que Mayweather tiene contrato, pueda ayudar a que se pacte.

"Pienso que ellos han hablado con Mayweather y que él está dispuesto", dijo Arum. "Si es cierto o no, no lo sé".

Arum pudiera estar usando la posibilidad de un duelo con Mayweather para avivar el interés en la segunda pelea de Pacquiao en China, que se celebrará el domingo al mediodía para poderla vender en pago por evento en Estados Unidos.

Pacquiao pudiera ciertamente beneficiarse de una pelea con Mayweather para revitalizar su carrera y cimentar su legado como uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos. Pero si no luce bien en el duelo con Algieri, en el que es amplio favorito, los fanáticos del boxeo pudieran no ver nunca el combate Pacquiao-Mayweather que todos desean.

AP