19 de febrero de 2014 / 02:57 a.m.

En el Apertura 2013, aficionados de Cruz Azul y de Gallos Blancos de Querétaro protagonizaron un incidente y para evitar que eso se repita se buscará hablar con la directiva del cuadro queretano, dijo Agustín Manzo."Se platicará con la gente de Querétaro para comentarles que sufrimos de ese tipo de movimientos, pero sí tratar de que nuestros jugadores estén bien protegidos y nos auxilien en cualquier momento".

Comentó que en estos momentos están concentrados en el tema deportivo, pero que en su momento buscará acercarse a su homólogo de Gallos para cumplir con el operativo y así tratar de dar seguridad a la afición celeste.

"No ha habido ningún acercamiento, ellos deben cumplir con las obligaciones de su estadio de tener la mayor seguridad posible, vamos a competir en lo que nos corresponde y lo ajeno a esto ya no es decisión nuestra".

El enfrentamiento entre ambas barras se registró al término del partido entre Cruz Azul y Gallos, disputado en el estadio 10 de Diciembre, y fue a las afueras del inmueble donde se agarraron a golpes, por lo que espera no haya represalias.

Por lo que toca al equipo, Manzo dijo que por el momento la mente del equipo está puesta en el siguiente compromiso, contra el conjunto que dirige Ignacio Ambriz, y que por el momento no piensan en la liguilla.

"En lo que nos enfocamos es en el día a día y en el partido siguiente, no podemos enfocarnos en lo que pueda suceder en algunos meses, tenemos otros torneo en puerta (Concacaf) y en los dos trataremos de hacer lo mejor posible".

Dijo que no importa si "La Máquina" tuvo un partido malo mientras haya conseguido el triunfo, porque así puede mejorar el funcionamiento sin la presión de conseguir el resultado.

NOTIMEX