10 de abril de 2014 / 01:16 a.m.

Gracias a un gol de Carlos Peña en la recta final de un vibrante partido, León de México derrotó 3-2 a Flamengo de Brasil y avanzó a los octavos de final en el Grupo 7 de la Copa Libertadores junto con Bolívar.

En partido jugado simultáneamente en La Paz, el sorprendente equipo boliviano derrotó 2-1 a Emelec de Ecuador y terminó primero en el grupo con 11 puntos, seguido por León con 10. Flamengo con siete y Emelec con seis quedaron eliminados.

El colombiano Franco Arizola silenció a unas 60.000 personas en el remozado estadio Maracaná al anotar para León a los 21 minutos, mediante golpe de cabeza aprovechando tiro libre de Elías Hernández desde la izquierda.

André Santos empató a los 29, también de cabeza, ante preciso tiro libre de Leo Moura desde la derecha.

Un minuto demoró León en recuperar su ventaja: nuevamente Hernández arrancó imparable por su banda izquierda y envió un centro al área que el argentino Mauro Boselli conectó de cabeza. El balón se estrelló en el travesaño y luego cayó dentro del arco local.

En un primer tiempo abundante en goles, Alecsandro volvió a empatar para Flamengo con tiro desde unos 15 metros que engañó al arquero William Yarborough al rozar en el defensor Ignacio González.

La última palabra la tuvo Peña, quien sepultó las esperanzas del equipo carioca a los 83, con el tercer de León, definiendo con un tiro rasante de izquierda.

Este fue un choque de dos equipos necesitados de puntos para avanzar y el planteamiento de Flamengo sufrió un duro golpe a los 10 minutos, cuando su mediocampista Elano, clave en el armado de juego, debió abandonar por lesión y fue reemplazado por Gabriel.

El juego fue vibrante a ratos, con Flamengo atacando con más empuje y ansiedad que orden, mientras León se vio bien armado ganando la posesión del balón en largos pasajes.

Ambos equipos intercambiaron repetidamente acciones ofensivas, con frecuentes jugadas de peligro en ambas áreas, pero el arquero brasileño Felipe tuvo más trabajo que su colega de León, y respondió de excelente manera en más de una ocasión.

AP