8 de agosto de 2014 / 08:54 p.m.

 

El defensa brasileño posó junto a militares brasileños.

 

Después de su criticada actuación en el Mundial Brasil 2014, el defensa amazónico Marcelo una vez más es objeto de polémica en su nación, al darse a conocer su afición por las armas.

Días antes del inicio de la Copa del Mundo, el zaguero del Real Madrid visitó al Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE en portugués).

Marcelo posó juntó a los elementos del BOPE, sosteniendo un arma de alto calibre.

La foto no se había dado a conocer para evitar polémicas durante la justa mundialista.

La foto:

 

RAFAEL RIVERA