27 de diciembre de 2014 / 12:50 a.m.

Las polémicas y escándalos extracancha han quedado en el pasado. El Marco Fabián que ha regresado a Chivas es otro. Uno mejor. El nuevo volante del Guadalajara dijo volver a casa con mayor madurez, luego del paso irregular que tuvo con Cruz Azul.

El Guadalajara presentó la tarde de este viernes a Fabián de la Mora como su último refuerzo del Clausura 2014. Y de inmediato el mediocampista del chiverío habló y reiteró de su compromiso con el equipo.

"No quiero hablar tanto, quiero hablar en la cancha, con hechos, pero vengo comprometidos al 100 por ciento, quieren gente con compromiso y soy la primera persona en levantar la mano, de querer estar acá, estoy comprometido, vengo diferente, este año que estive fuera de casa me sirvió, tomé buenas experiencias. Vengo mucho más maduro, con las ganas de trabajar y de sacar adelante esta institución.

"Me gusta el reto. Para mí es una gran oportunidad, más que ser un referente yo vengo a aportar mi 100 por ciento de disciplina, de trabajo, de calidad, de actitud y que eso pueda ayudar a todos mis compañeros para sacar al equipo adelante, vengo con esa actitud, de ser un tipo ganador", dijo.

A sus 25 años, Fabián de la Mora afirmó haber aprendido de sus errores. Considera que en segunda etapa con el Rebaño demostrará su capacidad dentro del terreno de juego para consolidar de manera definitiva su carrera profesional.

"Los hechos van a hablar más que las palabras, vengo a dar lo mejor de mí, con la actitud de trabajar, uno puede tener un partido malo o bueno, pero mientras nunca dejes de intentar y estés bien físicamente será lo mejor.

"Dejé de ser Marquito desde que salí de la secundaria...Eso de Marquito y Marco quedó atrás, me siento una persona madura, con un cambio de vida diferente, tranquila, trato de vivir feliz, soy una persona alegre que le gusta disfrutar del futbol, vengo con las ganas de entrar a la cancha y jugar".

Evitando la polémica sobre el comunicado que envío hace unos días, asegurando que su regreso a Chivas aún no estaba listo y que su futuro estaba en manos de Dios, el refuerzo tapatío desea sacar a su escuadra de la crisis en la que se encuentra.

"Sé (la problemática de Chivas), lo tengo muy claro el cómo está Chivas, la etapa en la vengo, pero me gustan los retos, me gusta unirme y me uno a este proyecto para que regresen esas Chivas que todos quieren ver, hacer un gran torneo y alejarnos de esa tabla porcentual y buscar el campeonato. Tenemos un gran plantel, hace falta que cada uno ponga su 100 por ciento de sí mismo, de su trabajo, que cada quien esté en su mejor momento dentro y fuera de la cancha y de estar unidos", comentó.

RIGOBERTO JUÁREZ