18 de noviembre de 2014 / 02:18 a.m.

La mexicana María del Rosario Espinoza se coronó bicampeona centroamericana al imponerse a la cubana Glenhis Hernández, en la final de la categoría de menos de 73 kilogramos del taekwondo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014.

Espinoza, quien en Mayagüez 2010 se apoderó del oro, refrendó el título de la región al despachar a Hernández en una cerrada contienda que se definió en la última ronda.

Sobre el tatami del Centro de Convenciones de esta ciudad, el combate fue de alto poder, ya que se dio entre dos grandes de este deporte. La mexicana con dos medallas olímpicas y la cubana con el título mundial, así que en duelo era de alto grado y que sólo la mejor estaría con la victoria.

En el primer round, ambas contendientes se plantaron con una estrategia de pegar primero y de esta manera hacer que la rival se desesperada para que se abriera, así que cuando María del Rosario Espinoza comenzó a tomar el control de las acciones, y el público se le entregó.

“María vente, vente”, fue lo que ella escuchó de su amiga la queretana Janeth Alegría, quien desde las gradas comenzó a alentarla para irse al frente en el marcador, pero la cubana supo esperar y tenía planificado a atacar en cualquier momento.

Sin embargo, el reto era complicado, ya que Espinoza Espinoza también tenía pensado casi lo mismo, esperar a un descuido de su rival a lka cual había derrotado durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012 para adjudicarse el bronce.

La llevó a la desesperación y cuando supo que estaba preparada para el ataque no dudo en pegar primero hasta el segundo episodio.

Ya con un punto arriba, la cubana buscó la parte derecha del cuerpo de la mexicana. Se movió como un torbellino, y si adentro del inmueble el ambiente era de vientos fuertes a favor de María del Rosario Espinoza, afuera la situación era similar.

Para el tercer y último round, la sinaloense se fue con todo, propicio que la cubana se abriera y cuando lo hizo, giró su mano derecha para pegar en el peto y marcar un punto más.

Ya con dos puntos a favor, el inmueble de Boca del Río, se cimbró, si ya antes se habían conseguidos dos títulos con Saúl Gutiérrez y Diana Lara, ella estaba con la obligación de sumar el tercero.

Así que son más dio un golpe más para irse con tres unidades, para ya cuando el recinto estaba entregada a la mexicana. Ya en el último segundo, Hernández logró un golpe más, pero ya no fue suficiente para vencer a María del Rosario, el hecho esta consumado y la mexicana se convirtió en bicampeona.

NOTIMEX