8 de febrero de 2014 / 01:14 a.m.

El capitán del León, Rafa Márquez entrenó ayer de manera diferenciada.

El Káiser comenzó la práctica con el resto de sus compañeros, más no estuvo realizando ejercicios, y a los pocos minutos salió del entrenamiento.

Hoy por la tarde el equipo tendrá una última práctica antes de enfrentar a Pumas, por lo cual se evaluará a Márquez.

Rafa no deja de ser duda para jugar, ya que por su historial de lesiones, el Club tiene mucho cuidado con las molestias que pueda presentar el defensa. Incuso el Káiser se perdió el juego de la semana pasada porque tuvo molestias musculares el cuerpo técnico no lo quiso arriesgar a una lesión.

Y es que para el capitán se vienen prácticamente tres torneos, que son convocatorias a Selección, la Liga MX y la Copa Libertadores.

Redacción