28 de marzo de 2014 / 03:38 p.m.

El entrenador del FC Barcelona, Gerardo 'Tata' Martino, ha advertido hoy de la dificultad que entraña enfrentarse a un equipo como el Espanyol, al que ha comparado con el líder de la Liga, el Atlético de Madrid.

"Al Espanyol lo veo como un equipo con virtudes similares a las que tiene el Atlético de Madrid, un equipo muy sólido, que corre mucho, que te hace muy difícil cada partido, y todo eso acrecentado con lo que significa jugar un clásico, y por el hecho de tener un futbolista de excepción como Sergio García, el jugador que desequilibra todas las defensas", ha argumentado Martino.

El entrenador azulgrana prevé un partido "cerrado, con mucha fricción y con pocos espacios", como el de la primera vuelta jugado en el Camp Nou, donde el Barcelona se impuso por 1-0 con un gol de Alexis Sánchez. "No sé, si jugando en el campo del Espanyol aun saldrán a agredirnos un poco más adelante", ha apostillado.

Al técnico argentino no le preocupa ni jugar a las cuatro de la tarde -"nosotros no buscamos excusas, sino soluciones, y el horario es una excusa", ha apuntado- ni tampoco que sus hombres salgan un poco ansiosos pensando en que pueden recuperar el liderato, "porque este equipo maneja muy bien la ansiedad".

Tras las dos últimas victorias ante el Real Madrid y el Celta y las dos derrotas consecutivas del conjunto blanco, el Barça ya saca dos puntos al eterno rival y está solo uno por debajo del Atlético de Madrid, al que recibirá en la última jornada del campeonato.

"Otra vez volvemos a depender de nosotros y eso sí es muy importante", ha destacado al respecto Martino, consciente, eso sí, de que en la recta final de la temporada el equipo tendrá que acostumbrarse a vivir sin Víctor Valdés, lesionado de gravedad el último partido de Liga.

"El golpe lo hemos recibido todos, pero fundamentalmente Víctor y su familia. Este equipo ha afrontado situaciones en los últimos años realmente muy difíciles, ésta es una más y, como siempre, los jugadores van a dar la cara y saldrán fortificados de esta nueva desgracia", ha destacado.

El sustituto de Valdés en la portería del Barça será José Manuel Pinto, con el que al inicio del entrenamiento de hoy Martino ha mantenido una breve charla. Para el técnico rosarino, el meta gaditano ofrece todas las garantías.

"A Pinto esto no le va de nuevo. Es como jugar una final de la Copa del Rey y él ya ha jugado varias. Solo hay que multiplicar esa cifra por trece (las trece 'finales' que podría quedar de aquí a final de temporada)", ha indicado Martino, quien ha asegurado que el suplente de Valdés ya ha dejado atrás una lumbalgia "y no han vuelto a aparecer problemas que le impidan atajar con normalidad".

Por último, Gerardo Martino se ha referido a la situación por la que atraviesa el capitán Carles Puyol, que en las últimas semanas se entrena al margen por culpa de las molestias que arrastra en la rodilla.

"Puyol está haciendo trabajo diferencial, pero siempre es un jugador importantísimo para el sostén de la plantilla y para el estado anímico del grupo", ha finalizado.

AGENCIAS