19 de abril de 2014 / 04:12 p.m.

El técnico del Barcelona, Gerardo Martino, defendió a su compatriota Lionel Messi de las críticas después de no haberse lucido precisamente en tres derrotas consecutivas, y admitió que no está satisfecho con su propia actuación como conductor del equipo.

En las dos últimas semanas Barcelona quedó eliminada de la Liga de Campeones, perdió la final de la Copa del Rey y cayó al tercer puesto en la Liga Española.

Martino dijo que no les da crédito a las conjeturas en la prensa de que el bajón de Messi podría determinar su salida del equipo después de la temporada actual.

El técnico argentino dijo que "todo se exagera con Messi. Su futuro debe estar en Barcelona hasta que deje de jugar".

"No estoy satisfecho con mi trabajo", agregó Martino. "No tener posibilidad en dos competencias y casi ninguna en la tercera significa que no puedo extraer nada positivo de mi actuación".

AP