tómas víctor lópez | @tomasvictor10
1 de febrero de 2017 / 05:47 p.m.

Tras meses de discusiones y diferencias, los equipos que integran la Liga Mexicana acordaron acatar la resolución que tome el próximo martes el béisbol organizado para mantener la unidad en la pelota profesional de verano.

Además de que se contempla seguir con 16 clubes en competencia, Plinio Escalante se mantendrá como presidente de la Liga luego de que en la última reunión le habían pedido su renuncia.

Dirigentes de los equipos se reunieron en Houston con Pat O’Conner, presidente de Minor League Baseball, organismo al que México está afiliado.

Aunque luego del rompimiento surgido en la anterior reunión no hubo comunicado oficial de la Liga, ahora sí emitieron un pronunciamiento.
Un grupo de ocho franquicias pide que se ponga un límite al número de jugadores mexico-americanos, mientras el resto trata de que no haya restricciones en la cantidad de peloteros llamados “pochos”.

Los directivos aceptaron que sea MiLB la que emita este 7 de febrero una resolución sobre cómo se integrarán los rosters de las organizaciones durante la temporada 2017, con el objetivo de que el circuito se lleve a cabo con sus 16 clubes”, indica el documento.

De entrada, el pronunciamiento indica que el béisbol organizado sólo reconoce a Escalante como presidente del circuito.

Con él (O’ Conner) se trató el tema referente a la contratación de jugadores mexicanos nacidos en el extranjero por las organizaciones de la Liga en 2017, la sesión inició con una junta en la que se encontraban todos los directivos presentes”, expone el documento de la Liga.

A continuación, se reunió por separado con cada uno de los dos grupos, los cuales presentaron sus posturas y argumentos ante MiLB sobre la contratación de jugadores mexicanos nacidos en el extranjero”.

Ligas Menores asesorará además en cualquier otro asunto que se refiera a la operación de la Liga Mexicana, sobre todo sobre temas en los que haya diferencia entre las opiniones de los asociados.