josé manuel villalva - @elpepesports
10 de octubre de 2015 / 12:45 p.m.

Los Cardenales de St. Louis y su pitcher John Lackey dominaron a Chicago para tomar ventaja 1-0 en la Serie Divisional. ¿Pero hicieron trampa?

En la séptima entrada las cámaras captaron al lanzador derecho tocarse el antebrazo antes de agarrar la pelota causando que los Cachorros le pidieran al umpire Phil Cuzzi que revisara la pelota para revisar que no tuviera una sustancia prohibida.

Es posible que Lackey tenía resina en el antebrazo, que es permitido para tener mejor agarre en la pelota. 

El manager de los Cubs, Joe Maddon, dijo después del partido pidió que cambiara la pelota porque había estado en la tierra.

Lackey no permitió carreras durante 7 entradas y un tercio de trabajo.

Cabe recordar en el verano, los Cardenales, estaban siendo investigados por hackear una base de datos de los Astros de Houston.