JOSÉ MANUEL VILLALVA - FACEBOOK: ELPEPESPORTS
2 de mayo de 2017 / 01:56 p.m.

Un aficionado en el partido entre los Rays de Tampa Bay y Marlins de Miami fracasó al luchar por una pelota de home run. Lo peor es que terminó completamente mojado.

Marcell Ozuna conectó un cuadrangular en la cuarta entrada para los Marlins. La pelota terminó en la alberca del estadio y varios aficionados se metieron al agua, uno de ellos se quitó su playera y sacó su celular o cartera del pantalón antes de hacer el clavado.

No obstante, salió de la alberca sin la pelota. Entonces culminó sin pelota y todo mojado. Seguramente recordará esta noche.