AP - @MMDEPORTESMX
3 de mayo de 2016 / 09:57 a.m.

El Thunder de Oklahoma estuvo a punto de entregar el juego en una extraña secuencia de jugadas en los segundos finales, que los árbitros admitieron más tarde que debía haberse detenido desde el principio.

Lo importante para el Thunder es que ha empatado 1-1 con los Spurs de San Antonio.

En la última jugada, no solamente hubo varias faltas que se debieron haber marcado, sino también un aficionado de los Spurs sujetó del brazo derecho a Steven Adams del Thunder.

STEVEN ADAMS


Russell Westbrook anotó 29 puntos y repartió 10 asistencias para que el Thunder de Oklahoma City superara el lunes 98-97 a los Spurs de San Antonio, un empate en la semifinal de la Conferencia del Oeste después de que los Spurs no lograsen anotar en los últimos segundos.

Kevin Durant añadió 28 unidades a la causa del Thunder, que propinó a los Spurs apenas su segunda derrota como locales en esta campaña. Oklahoma City se recuperó así tras perder el primer encuentro por una diferencia de 32 puntos.

Cuando San Antonio estaba 98-97 abajo, con 13,5 segundos restantes y el Thunder sin tiempos muertos disponibles, Dion Waiters pareció empujar al argentino Manu Ginóbili cuando realizaba un saque para iniciar la última jugada. Danny Green robó el balón a Durant.

"En la cancha, no vimos una falta en el juego", comentó el árbitro Ken Mauer a un reportero. "Sin embargo, al revisarlo nos hemos dado cuenta de que deberíamos haber pitado una falta de ataque en la jugada. Es una jugada que no hemos visto nunca, nunca, pero creemos que debimos pitar una falta de ataque a Waiters.

Waiters dijo no haber notado ningún contacto.

"No, hombre, yo estoy en el juego, en realidad no me doy cuenta de lo que pasa", comentó. "Sólo pienso en conseguir el balón... pero fue una jugada extraña en los últimos 13 segundos. Así que lo logramos, eso es todo lo que me importa".

Después de que Green arrebatara el balón a Durant, Patty Mills erró un triple cuando estaba totalmente solo; LaMarcus Aldridge capturó el balón en el aire pero lo perdió, y Kawhi Leonard fue incapaz de tomarlo antes de que sonara la bocina.

"No sé qué es, si les digo la verdad, no sé qué clase de infracción es", dijo Ginóbili sobre el codazo de Waiters. "Tiene que ser algo. Pero por otro lado, no es que esa jugada decidiera nada. Robamos el balón, tiramos a canasta, conseguimos un rebote ofensivo".

Aldridge totalizó 41 puntos.

El tercer partido está programado para el viernes, en Oklahoma City.