EFE
27 de abril de 2016 / 12:11 p.m.

Amnistía Internacional (AI) criticó este miércoles los "graves problemas de seguridad pública", la "violencia policial" que enfrenta Río de Janeiro y la "respuesta insuficiente de las autoridades" a cien días del inicio de los Juegos Olímpicos.

"Pese a la promesa de legado de una ciudad segura para ser sede de los Juegos Olímpicos, las muertes recurrentes de operaciones policiales han crecido progresivamente en los últimos años en Río", subrayó el director ejecutivo de la organización en Brasil, Atila Roque, en un comunicado de prensa.

Al menos once personas han fallecido a manos de agentes este mes en la capital carioca y en 2015 se contabilizaron otras 307 víctimas, según AI.

Sin embargo, apuntó Roque, "hasta el momento, la mayoría e los homicidios cometidos por la policía no fue ni siquiera investigada, la reglamentación de armas menos letales y el entrenamiento de los agentes no fueron implementados y las autoridades todavía tratan a manifestantes como enemigos públicos".

Por eso, recalcó, "es preocupante ver que homicidios recurrentes de intervenciones policiales continúan aconteciendo diariamente en Río y en otras ciudades brasileñas mientras las respuestas de las autoridades continúan siendo insuficientes".

La ONG reconoció que "no es posible relacionar directamente el aumento de los homicidios cometidos por policías con los preparativos para los Juegos Olímpicos", pero señaló que la estrategia de "disparar primero y preguntar después" está demostrando un "uso innecesario y excesivo de la fuerza" policial.

"Las estadísticas revelan un claro padrón de violencia e impunidad que coloca en jaque a las instituciones responsables de la seguridad pública", afirmó Roque, quien también censuró que la mayoría de víctimas sean "jóvenes, negros, habitantes de favelas y de la periferia".

Por otro lado, AI cargó contra la represión de las protestas pacíficas, que concluyen a menudo con "personas gravemente heridas por balas de goma, bombas de efecto moral e incluso armas de fuego usadas por las fuerzas policiales".

Un escenario que, en opinión de Roque, refleja que "las autoridades han fallado no sólo en investigar y llevar estos crímenes a la justicia, sino también en optar por reforzar la represión a las manifestaciones pacíficas".

No obstante, AI reconoció que "todavía hay tiempo en los próximos cien días para que las autoridades y el comité organizador de los Juegos Olímpicos aseguren que ninguna operación policial viole los derechos humanos", antes de que Río acoja el próximo agosto la máxima competición deportiva del mundo.

Organizadores reciben antorcha

La antorcha olímpica fue entregada el miércoles en Atenas a los organizadores de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, a 100 días de la ceremonia inaugural en Brasil.

Vestida como sacerdotisa, la actriz Katerina Lehou encabezó la breve ceremonia en el Estadio Panatenaico, una instalación en la que se realizó la primera olimpiada moderna en 1896.

Lehou, quien encendió la llama la semana pasada en la Olimpia antigua, utilizó una antorcha para encender un pebetero dentro del estadio en la capital griega.t

La llama, colocada en una linterna, fue entregada al presidente del comité olímpico de Grecia, Spyros Kapralos, quien a su vez la pasó al jefe del comité organizador de Río, Carlos Nuzman.

La presidenta Dilma Rousseff, quien encara un juicio político en Brasil, declinó una invitación para participar en la ceremonia, que pone en marcha un recorrido de la antorcha de seis días en Europa.

La antorcha llegará el 3 de mayo a Brasilia, la capital de Brasil, para iniciar otro recorrido de 20.000 kilómetros por tierra y 16.000 por aire, con 12.000 portadores por todo el país, antes de la ceremonia inaugural el 5 de agosto en el estadio Maracaná de Río de janeiro.